Egipto. [Continua la Penelopeida].

De mi encuentro con la niña Ariadna deduje que l@s dios@s me daban permiso para continuar el viaje.
Si bien es cierto que he tenido un par de encuentros con Palmira (otro “personaje fantástico” con el que tengo pendiente terminar un jersey [ ¿recordáis? ]), ella olvidó traer la labor. (Eso sí nos lo pasamos  pipa.)

Así que (Palmira: ¡Espabila!), sin más dilación, preparo valijas para ir acercándonos a tierras más doradas,  más cálidas, más de perfil que de tres cuartos…

Tabletas de terracota y bruñidas con cera para el telar egipcio o tablet weaving.

(Continuará…)

Anuncios

3 comentarios to “Egipto. [Continua la Penelopeida].”

  1. la elegancia del erizo Says:

    Hola, linda tejedora, mi hocico recoge la fragancia de esa rosa de Alejandría. Parece que tu has sabido cultivar en tu huerto de terracota este maravilloso ejemplar. ¿tú también has notado como esos egipcios se quedan embelesados con su aroma?
    Repliego mis púas y te envío un gran beso.

  2. Åsa Says:

    Has hecho las tabletas tú?

  3. vranich Says:

    tus tablas son del putas


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: